jueves, 13 de febrero de 2014

Un año de blog y un swap

Hoy hace justo un año que escribí mi primer post, cortísimo y a modo de prueba, en este blog. 

Cuando empecé no sabía demasiado bien qué camino iba a tomar y,  después de un año y de las entradas que escrito, los que os hayáis pasado por aquí habréis visto que prácticamente todo el contenido está relacionado de una manera u otra con el scrapbook.

Esa no era la intención, quería mostrar otras cosas, pero al final esta afición que descubrí hace poco más de dos años me ha servido para enseñar cosas que hago, que veo, que pienso y que me gustan. Y ese era, en definitiva, el objetivo principal de este blog, como bien escribí en su día en la cabecera.

Y bien, pues para seguir en esta línea, aprovecho este post de aniversario para hablaros de una cosa que he hecho últimamente y que me ha gustado enormemente: participar en el swap organizado por Ishtar Olivera (no dejéis de pasaros por su blog, ¡es una maravilla!)

No sé si habréis participado alguna vez en un swap (en mi caso es la segunda vez), pero ¡os lo recomiendo! Se trata ni más ni menos de un intercambio de una serie de cosas, en esta ocasión sugeridas por la misma Ishtar, con una persona a la que no conoces de nada y de cualquier parte del mundo. Ishtar se encargó de poner a las dos personas en contacto y a partir de ahí, a pensar y a crear.

Hacer algo para alguien a quien no conoces no es fácil. No sabes nada acerca de esa persona y es inevitable pensar "¿Esto le gustará? ¿Esto ya lo tendrá? ¿Y si este es el color que más odia?".  Pero al final, como todo, si lo haces con ilusión y con cariño, seguro que la otra persona lo sabrá apreciar...

Así que una vez supe quién era mi compañera, o mejor dicho, cómo se llamaba (Carmen), me puse manos a la obra, dispuesta a seguir las indicaciones de Ishtar. En esta ocasión el envío debía contener:
- Una carta.
- Algo hecho a mano.
- Algo que se puediera comer o beber como té, chocolate, galletas, etc.
- Un deseo para el 2014 que quisieras desearle a tu compañer@ de swap.

Y esto fue lo que preparé con todo el cariño del mundo:

- Una libreta hecha a mano con una papel de scrapbook de bicicletas de Sodalicious que me chifla y en la que también estampé un sello carvado a mano de una bicicleta que hice en un curso con Isthar (en su honor por organizar un swap tan fantástico).



- Un deseo sobre un papel de acuarela:


No hice fotos de la carta ni de lo que le puse "para comer", pero eran unas "catànies", un tipo de bombón con almendra típico de donde vivo, y un par de bolsitas de mi infusion preferida.

Todo ello lo envolví y quedó así:


Y se lo envié metido dentro de esta cajita que decoré con una plantilla y tinta en spray:


Por suerte Carmen si le hizo un foto cuando lo recibió y aquí podéis verlo todo:



¡Pero lo mejor no es lo que yo le preparé, si no todo lo que recibí! ¿Qué os parece?


Una carta escrita en un papel rosa flúor chulísimo dentro de un sobre decorado y que incluía también un botecito de cristal pequñísimo con sal para "ponerle sal a la vida". Otro sobrecito de papel kraft con un deseo en su interior, una bolsita con "catànies" (sí, sí, lo mismo que incluía mi envío!!! Qué casualidad, no?) y, finalmente un calendario hecho a mano sobre un clipboard que ya tiene un sitio preferente en mi mesa de trabajo.

¿No creéis que es fantástico recibir cosas así de bonitas y preparadas con tanto cariño?

A mi me encanta, así que en cuanto pueda, participo en otro swap.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí y gracias por estar ahí en el 1er anivesario del blog!

¡Un beso!

1 comentario :

  1. Genial Eva!!, felicitats!!! Jo vull participar, mola molt!!
    Ptns guapa

    ResponderEliminar